Yo

Yo

Extracto del Astroglosario de Bruno Huber (traducción: Joan Solé, 2000-2007)

También ego, id, psique, sí mismo, alma, etc. Como puede verse a partir de esta diversidad de conceptos, se trata de un término no claramente definido ni psicológica ni astrológicamente. Demasiados conceptos muy distintos pertenecientes a diferentes escuelas.

En uno de los extremos de la escala aparece la idea de que el concepto de yo es una ficción, es decir, que no existe nada que actúe como yo.

En el otro extremo se sostiene que el yo es el verdadero núcleo divino del ser humano. El famoso cirujano Virchow ya había apuntado sarcásticamente que en las muchas personas que él mismo había abierto, jamás había encontrado ningún alma.

Es decir, que el yo no puede ser ningún órgano biológico. Hoy, los órganos del cuerpo humano se conocen mucho mejor que en aquellos tiempos pero de ninguno de ellos puede decirse que es el órgano del yo.

«El todo es más que la suma de las partes», esto ya lo sabían los antiguos griegos. En consecuencia, lo más fácil es considerar al yo como un «concepto suma» de orden superior.

A diferencia de las abejas, los leones y los monos, los humanos con la suma de órganos que conforman nuestro cuerpo, somos capaces de percibirnos como instancia que considera, piensa, utiliza su voluntad y actúa. Y a esto lo denominamos «yo» (véase Descartes: «Pienso, luego existo».

Percepción del yo
Percibirse uno mismo como ser vivo en un mundo que le rodea y le concierne, y cuyo punto de referencia subjetivo es uno mismo (yo).

Visto así, soy el «punto de medida del mundo», puesto que sólo puedo percibir el mundo a partir de mí y medirlo desde mi posición.

Así pues, cada persona es el punto central de su mundo. Y también de esta misma forma, es como el horóscopo representa al ser humano: todas las características y capacidades de una personalidad se encuentran como planetas en una posición zodiacal 2 y están situados en un sistema de casas en un entorno.

Todo esto se representa en forma circular alrededor de un centro en el que no se dibuja nada. Este centro es, en realidad, la posición del yo. Y, a partir de aquí, no me identifico con mis capacidades e instrumentos, sino que (si soy suficientemente consciente de ese hecho) los dirijo.

Zona del yo
En el horóscopo es la zona alrededor del > Ascendente (AC= punto del yo) que distintas escuelas definen de maneras distintas.

Con frecuencia, toda la casa 1 se ve como tal. Uno de los puntos de vista tradicionales sólo considera determinante para el yo la zona de 30º del signo del AC que, en la mayoría de casos, también se extiende hacia atrás, hacia la casa 12.

Una opinión psicológica moderna basada en investigaciones establece que todos los planetas que se encuentran entre los puntos de reposo de las casas 11 y 2 (es decir, al final de la casa 11, en la casa 12, en la casa 1 y en la primera parte de la casa 2) tienen que ver con el yo y, en consecuencia, reaccionan de forma egoísta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s