Teoría de las fases de la edad

Teoría de las fases de la edad

Extracto del Astroglosario de Bruno Huber (traducción: Joan Solé)

A lo largo de la historia se han desarrollado distintos modelos, tanto astrológicos como no astrológicos, que pretenden recoger las diferentes fases de la edad del ser humano. Sin embargo, hasta el momento, la psicología moderna no ha aceptado como válida ninguna de las diversas teorías existentes puesto que las propuestas han demostrado ser demasiado simplistas. De todos modos, se han ido acumulando conocimientos utilizables al respecto – por ejemplo, sobre las distintas fases de la infancia. En los últimos años también se han realizado investigaciones bien fundamentadas sobre la crisis de la mitad de la vida y, en la actualidad, hay una gran actividad en investigación sobre la edad.

Desde el punto de vista astrológico resulta muy interesante un modelo clásico (es decir, existente desde la Antigüedad) que plantea fases de distinta duración y establece una relación entre planetas y fases de la edad, siguiendo la secuencia ptolomeica, pero de forma inversa. A lo largo de los siglos han aparecido distintas variantes de este modelo, pero sólo se diferencian en lo referente a la duración de las fases individuales. A continuación se presenta la versión de Ptolomeo que es la más antigua de las conocidas:

Modelo ptolomeico de las fases de la edad

Hoy se encuentran modelos como este en todo tipo de libros astrológicos. No obstante, personalmente no he encontrado a ningún astrólogo que trabaje de forma concreta con esta teoría.

Los alumnos de Dane Rudhyar trabajan con un modelo de 7 años en el que, fundamentalmente, se realiza una determinación un tanto grosera de la fase de edad en la que se encuentra el individuo. Al trabajar con el horóscopo, el asesor tiene en cuenta la temática particular de la edad. No se realizan cálculos de tiempo ni en lo referente a casas ni en cuanto a los planetas que se encuentran en ellas.

En los últimos tres siglos ha habido modelos de fases de la edad similares basados también en el círculo del horóscopo: en 1654, en su libro Nova Methodus, el clérigo francés Pater Yves propagó un factor de progresión que recorría el círculo de las casas (sistema de Placido) en un ciclo de 60 años (5 años por casa).

Alrededor de 1930, A. Frank Glahn describió un sistema propio denominado Abrollungen en el que el Ascendente se movía de manera retrógrada por el sistema de casas (del AC a la casa 12, etc.). Este sistema emplea 100 años para dar una vuelta completa al círculo (8,333 años por casa).

Desde aproximadamente 1956, el astrólogo Wolfgang Döbereiner enseña un método similar denominado Ritmo Muniqués. Pero, en lugar de 100 años, emplea un ciclo de 84 años (7 años por casa) en el sentido de las agujas del reloj.

En 1932, C.C. Schneider publicó en una revista un artículo sobre el curso de la edad que se movía por el sistema de casas con un ciclo de 72 años (6 años por casa) girando en sentido cósmico. Con este método pretendía poder vaticinar el momento de la muerte de la persona en el horóscopo.

El modelo de 6 años de la progresión de la edad se diferencia del anterior en que, con su medida mucho más precisa del tiempo, permite comprender la forma individual de experimentar las cosas en una determinada edad y, al mismo tiempo, en las casas, tiene a su disposición un marco de referencia de las fases de la vida muy cercano a la naturaleza y de carácter general, que puede describirse de manera muy detallada para el individuo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s