Planetas de la fortuna

Planetas de la fortuna

Extracto del Astroglosario de Bruno Huber (traducción: Joan Solé)

Planetas de la fortuna (obsoleto). Está comprobado que desde la época de los caldeos (siglos VII al IV a.C.) los tres planetas Júpiter, Venus y Mercurio se describían como «signos de fortuna». En concreto, se hablaba de Júpiter como de la «gran fortuna» y de Venus como de la «pequeña fortuna».

Si bien el origen histórico de estas valoraciones no está establecido, es destacable que aproximadamente en el 1700 a.C., Hamurabi declaró a Marduk (Júpiter) como divinidad del estado y, de esta forma, lo situó en la posición más alta de la jerarquía de dioses. De este modo, Hamurabi acabó con la hegemonía de la multiforme Ishtar (Venus) y de otras divinidades femeninas de los sumerios, situándola en una posición secundaria, lo cual permaneció así hasta el final de la cultura babilónica y tiempos posteriores.

Primero los griegos pero más probablemente los romanos hicieron de ello un sistema de benefactores y malfactores que en el período del Renacimiento tuvo un gran florecimiento – y que hoy en día todavía se utiliza, especialmente en astrología horaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s