Estrellas fijas

Estrellas fijas

Extracto del Astroglosario de Bruno Huber (traducción: Joan Solé)

Dícese de todos los puntos luminosos del cielo nocturno que, al menos de forma aparente, siempre permanecen en el mismo lugar del cielo.

Son todos los puntos luminosos que podemos observar a simple vista, con excepción del Sol, la Luna y los planetas. Las estrellas fijas son soles comparables al nuestro, de distintos tamaños y colores. Están tan alejadas que aunque se utilice el telescopio para mirarlas, sólo se ven como puntos y nunca como esferas, aunque en realidad lo son.

Los soles consisten en gases y plasma a elevadísimas temperaturas, en cuyo interior se alcanzan millones de grados. En ellos tiene lugar de forma permanente una fusión nuclear atómica que sólo se agota tras 5 mil, 10 mil o más millones de años.

La larga vida de una estrella acaba la mayoría de veces en una explosión (nova o supernova). Lo que queda es una cantidad enorme de energía liberada y masa residual que se dispersa en el espacio como polvo cósmico y gas, o como cuerpo «muerto» (es decir, frío) de una estrella enana que traza su trayectoria «silenciosamente» a través del todo. A partir de la energía irradiada y de las masas de polvo y gas liberadas, con condiciones favorables de gravedad pueden formarse nuevas estrellas.

Las estrellas fijas, comparadas con las magnitudes terrestres, están infinitamente alejadas entre sí. Por eso, sus distancias no se expresan en km. sino en años-luz.

Un año-luz es el trayecto que la luz recorre en un año. En km. representa aproximadamente 9,5 billones de km.

La estrella Próxima de la constelación de Centauro (la que más luce de toda la bóveda celeste después de Sirio y Canopo, pero que sólo es visible en el hemisferio austral) uno de nuestros vecinos más cercanos está a una distancia de 4,8 años luz (la distancia de la Tierra al Sol es de 8 minutos luz).

Cuando miramos al cielo, en realidad vemos las estrellas de ayer, puesto que la imagen de luz que se forma en nuestros ojos procede de luz que hace años que está en camino…

Además, las estrellas fijas no son verdaderamente fijas – ¡También se mueven!. De todos modos, a pesar de su gran velocidad, a simple vista, a lo largo de toda una vida, no podemos percibir ningún cambio de posición.

En cambio, en decenas de miles de años las constelaciones se deforman hasta llegar a ser irreconocibles, porque las estrellas individuales de una constelación se desplazan en distintas direcciones.

El movimiento de las estrellas fijas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s