El modelo de familia

El modelo de familia

Extracto del Astroglosario de Bruno Huber (traducción: Joan Solé)

Técnica especial de la psicología astrológica para averiguar el campo de relaciones familiares en que la persona creció y por el que fue formado en su infancia.

Se basa en la fórmula original de la familia: padre, madre e hijo que forman una comunidad viva natural y que deben coexistir en un entorno de amistad o enemistad.

En esa comunidad, el niño experimenta el entorno y, mediante la experiencia de destino común, aprende a manejarse en el mundo. Ambos padres (o las correspondientes personas o instituciones sustitutorias) son para el niño vivas imágenes-guía de las formas masculina y femenina de superación de la vida.

Es evidente que, durante los años de la infancia, su capacidad de vivir en común, la madurez y la integridad de su carácter fueron prácticamente la única medida accesible para el propio desarrollo. Se dice que la familia es el germen del estado. Pero no puede rechazarse que, dependiendo de la madurez y la conciencia de responsabilidad de los padres, también puede ser el semillero de problemas humanos y de relaciones, llegando incluso al desarrollo de tendencias asociales.

Desde el punto de vista astrológico, tiene una gran importancia poder averiguar, a partir del horóscopo, cómo fue de condicionante el entorno formativo de la persona, cómo lo experimentó subjetivamente. Esto último se muestra en la carta natal con asombrosa claridad.

Para averiguarlo, tenemos a nuestra disposición en el horóscopo, lo siguientes elementos:

1. Los tres planetas Sol, Saturno y la Luna representan al padre, la madre y el hijo. Desde la experiencia y el modo de ver subjetivo del niño (definición de la ubicación de la Luna en el horóscopo), el padre es definible por la ubicación del Sol y la madre, por la ubicación de Saturno.

Sol: El padre es autoconciencia, fortaleza, fuerza de actuación, disponibilidad de arriesgar, coraje y valor cívico («personalidad fuerte»).

Saturno: La madre es autoconfianza, seguridad, sustento, primera instancia de enseñanza, cuidado y salud («refugio seguro»).

La Luna: El niño es simpatía (dependiente de que se le tenga en cuenta, sensitividad, curiosidad, anhelo de aprender («alegría de vivir»).

2. La posición de los tres planetas en el sistema de casas permite sacar conclusiones sobre el medio ambiente y su jerarquía, sobre el estatus social de la familia, los puntos fuertes y débiles de ambos padres y sus principales intereses, así como la posición del hijo en la familia.

(La jerarquía va desde arriba hacia abajo: MC = punto más alto, IC = punto más bajo en el sistema de casas).

3. Los aspectos (o carencia de ellos) entre los tres planetas dan información sobre las relaciones personales, por una parte, entre padre y madre (relación Sol-Saturno que para el hijo es el modelo de relación entre hombre y mujer) y, por otra, entre hijo y cada uno de los padres (Sol-Luna = relación con el padre, Saturno-Luna = relación con la madre: construcción de confianza básica y aprendizaje de roles de adulto).

Los aspectos directos entre dos de los planetas significan una relación intensa, unión o dependencia que son difíciles de romper.

Los aspectos indirectos (a través de uno o varios planetas) muestran una relación funcional estadísticamente normal.

La ausencia de aspectos (ni siquiera indirectos) indica un déficit en la relación que en la edad adulta puede llevar a problemas en las relaciones.

Este nuevo modelo astrológico para considerar la familia se basa en largos años de experimentación y en el sucesivo trabajo de investigación crítico y pragmático, que fue necesario porque en el trabajo de psicología profunda, la aplicación de las reglas disponibles en la literatura astrológica (p.e. Luna = madre o casa 4 = casa del padre, etc.), no eran suficientes para llegar a una conformidad con las experiencias reales de los clientes, indagadas psicológicamente.

Aparentemente, esto es así porque en épocas anteriores se valoraba el medio social familia de una forma distinta a la de la actualidad.

En este punto debe enfatizarse una vez más que los tres criterios dados no ofrecen una representación objetiva del comportamiento de la familia del propietario del horóscopo, sino que se trata claramente de la experiencia subjetiva del nativo en su infancia: cómo experimentó a sus padres (o sustitutos) y cómo se sintió entre ellos. Esto lo demuestra la comparación de las posiciones de los tres planetas y sus aspectos en horóscopos de hermanos de una misma familia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s