Pensamiento causal

Pensamiento causal

Extracto del Astroglosario de Bruno Huber (traducción: Joan Solé)

El pensamiento causal parte de la base de que todo lo que sucede es consecuencia de una causa inicial. En consecuencia, todo lo que experimentamos y hacemos en un cierto momento está determinado por lo que hicimos antes. Así pues, estamos condicionados en todo momento por lo que hicimos en el pasado.

El pensamiento causal se encuentra en el polo contrario del pensamiento finalista que sostiene que todo proceso vital está determinado por el objetivo o la meta a la que se dirige, que la meta (en algún punto del futuro) es un producto acabado que retroactivamente determina nuestra actuación en el ahora y que, en consecuencia, en todo momento no dejamos de cumplir nuestra obligación.

No obstante, ambas formas de pensar tienen en común el firme convencimiento de que todo lo que sucede está predeterminado (fatalismo). El fatalismo y la renuncia a la autodeterminación y a la propia voluntad están forzosamente unidos entre sí. Entre los fatalistas, la propia responsabilidad (una exigencia de primer orden en la época y la cultura actuales) está muy poco enfatizada. Esta forma de pensar determinista está todavía muy extendida en la astrología (aunque no sólo en ella). Por ejemplo, quien realiza predicciones astrológicas presupone, aunque sea inconfesadamente, una determinación causal o final puesto que sólo puede pronosticarse con antelación lo que está determinado.

Desafortunadamente, en los procesos de pensamiento, el pensamiento finalista tiene la ventaja de que puede presuponer la total fiabilidad de las predicciones puesto que, según este concepto, los factores del presente determinado por el final no pueden modificarse.

En cambio, el pensamiento causal, si es serio, sólo puede pronosticar de forma segura acontecimientos pasados (esto es, una vez que éstos han sucedido), puesto que tanto en el presente como en el futuro, posibles reacciones inesperadas pueden establecer causalidades nuevas. Además, posibles efectos laterales (fuerzas del entorno parcialmente influyentes) pueden modificar las típicas interpolaciones lineales del pensador causal hasta lo desconocido.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s