Adaptación

Adaptación

Extracto del Astroglosario de Bruno Huber (traducción: Joan Solé, 2000-2007)

Proceso de amoldarse a las condiciones dominantes o cambiantes del entorno. El proceso de adaptación tiene un papel fundamental en la biología y la evolución de las especies. Los procesos de adaptación pueden ocasionar cambios en los órganos, transformaciones de las estructuras e incluso nuevas especies.

En psicología, este concepto tiene principalmente un significado social. Existen tres tipos de adaptación: 1) inconsciente, 2) forzada y 3)consciente.

1. La adaptación inconsciente empieza con la vida misma, como un proceso totalmente natural. El instinto de supervivencia impulsa al niño explorar y experimentar la naturaleza y las características del espacio vital que le rodea, comprobando las diferentes reacciones. Aquello en lo que tiene éxito, esto es, en lo que ha conseguido buenos resultados, se convierte con la suficiente práctica en un reflejo automático. En este proceso, la repetición y la aspiración a alcanzar placer tienen un papel muy importante. La acción conjunta de todos los automatismos incorporados durante la infancia y los años de juventud, es lo que se denomina comportamiento aprendido. Los distintos tipos de situaciones existenciales, los diferentes estatus sociales y las diversas mentalidades en los entornos de la infancia producen un número ilimitado de tipos de comportamiento o caracteres.

2. La adaptación forzada por el entorno también comienza con la vida pero, a diferencia de la anterior, es el resultado de la aplicación voluntaria de determinados criterios educativos sobre el niño por parte del entorno. A veces, el niño experimenta esto como intensas exigencias o presiones (adoctrinamiento) acausales que pueden estar en contraposición con su propia experiencia o con sus tendencias innatas de comportamiento y, en consecuencia, tarde o temprano, pueden aparecer como cargas psíquicas inconscientes, inhibiciones o comportamientos forzados en la vida adulta. Ante este tipo de cargas, normalmente ya en la infancia, la persona se crea filosofías de protección, compensaciones y formas de desahogo. No obstante, si determinadas situaciones de estímulo duran lo suficiente como para sobrepasar la capacidad de aguante de los mecanismos de compensación, o si cambios drásticos en la opinión del colectivo o en el entorno político o religioso ocasionan el desmoronamiento de esa filosofía de protección, también pueden surgir impulsos neuróticos o psicóticos.

3. En principio, la adaptación consciente puede producirse en cualquier momento de la vida, pero depende de la comprensión que, por determinadas razones, la adaptación es necesaria. Entonces, en un proceso de aprendizaje, la conciencia intenta ensayar nuevos modos de comportamiento. El éxito en este esfuerzo está determinado sencialmente por los motivos que lo originan. Una buena educación debe estar orientada a motivar a la persona que se está convirtiendo en adulta para la adaptación consciente mediante la ética y la moral. Pero, en determinadas circunstancias, esto puede llevar a la autoaplicación de obligaciones contrarias a la propia naturaleza. La psicología de adaptación también parte de este modelo. Y esto, también puede producir los efectos descritos en el apartado 2. No obstante, si no se actúa de manera violenta en contra de las características innatas de la persona, una adaptación «sana» realizada a partir del esfuerzo de la propia conciencia por tener mayores conexiones y de la comprensión de la propia imperfección derivada del mismo, puede tener un gran éxito. Las personas que se esfuerzan por su desarrollo espiritual deberían trabajar su personalidad en este sentido para no llegar a discrepancias peligrosas desde el punto de vista psicohigiénico o sufrir pérdidas de equilibrio, en su trabajo de abstracción espiritual. (→ Psicosíntesis).

Desde el punto de vista astrológico, las casas y los signos mutables son espacios en donde se tiene capacidad de adaptación y en donde se experimenta de forma intensa la mutabilidad y el permanente cambio de la vida. A otro nivel, en los planetas sensitivos (Mercurio, Júpiter, Luna y Neptuno) encontramos los órganos especializados en los procesos de adaptación. Una elevada proporción de aspectos verdes (semisextiles y quincuncios) en la figura de aspectos de un horóscopo también indica estar despierto desde el punto de vista sensitivo.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s